marrakech

Marrakech, ciudad en continuo movimiento

Cuando dejé la tranquilidad de Ait Benhaddou, supe que nada sería igual. En primer lugar porque tenía por delante más de 200 kilómetros de ruta donde las curvas...

Un recuerdo desde el África…

Dejé Marruecos en puntas de pie para no despertar a Joaquín y Luis, dos jóvenes españoles que había conocido en mis últimos días por Casablanca. A oscuras, cerr...

Marrakech, entre lo irreal y lo absurdo

Cuando dejé la tranquilidad de Ait Benhaddou, supe que nada sería lo mismo. En primer lugar porque tenía por delante 200 kilómetros de ruta donde las curvas que...