Marruecos

Emociones confusas al cruzar a África

Apenas puse un pie en el ferry FRS que me llevaría desde Tarifa, España a Tánger, Marruecos empecé a experimentar cambios emocionales. Me costaba procesar todos...

Marrakech, ciudad en continuo movimiento

Cuando dejé la tranquilidad de Ait Benhaddou, supe que nada sería igual. En primer lugar porque tenía por delante más de 200 kilómetros de ruta donde las curvas...

Lo que el libro se llevó

Con el libro UN VIAJERO CURIOSO y la pasión de viajar por todo el mundo El día que me senté a escribir UN VIAJERO CURIOSO, mi primer libro de relatos de viaje...

Un recuerdo desde el África…

Dejé Marruecos en puntas de pie para no despertar a Joaquín y Luis, dos jóvenes españoles que había conocido en mis últimos días por Casablanca. A oscuras, cerr...

Marruecos, no todo tiene un final

Especies de Marruecos Nunca comprendí eso de que un viaje tiene un final. Si bien el calendario puede marcar un regreso hacia donde acostumbramos vivir, un vi...

Marrakech, entre lo irreal y lo absurdo

Cuando dejé la tranquilidad de Ait Benhaddou, supe que nada sería lo mismo. En primer lugar porque tenía por delante 200 kilómetros de ruta donde las curvas que...